Imagen de pruebaBIBLIOTECA HISTÓRICA DIGITAL

La Biblioteca del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid se crea en 1852 por iniciativa de don Manuel Cortina y Arenzana (1802-1879), decano de la corporación madrileña. Para su formación se recurre a las donaciones de los colegiados de la época. Estas obras —recogidas en el catálogo de 1852— constituirán el embrión de la actual Biblioteca, y el origen del Fondo Antiguo de la Biblioteca Colegial. Entre estas obras podemos destacar la colección de incunables, compuesta por 6 títulos publicados entre 1479 y 1493, obras de Covarrubias, Heinnecio, Benedicto XIV, Barbosa, Lucca, Saxoferrato o Groccio, etc., algunos manuscritos destacables, como la Copilación de Montalvo, de época de los Reyes Católicos, y una importante bibliografía, no sólo jurídica, de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Ver registros de la Biblioteca Histórica Digital